lunes, 7 de marzo de 2016

Estilismos de series: Cayendo bajo el embrujo de Elizabeth Montgomery en "Bewitched"


Tras una semana de ausencia no deseada (¡ay, si yo os contara...!), volvemos con las pilas cargadas y con algunas entradas especiales que teníamos guardadas en el baúl. Mientras esperamos la llegada de los primeros festivales y estrenos de una nueva temporada de alfombra roja, podemos aprovechar para retomar algunas secciones que teníamos un poco abandonadas, tal y como hacemos hoy al hablar de una de mis series favoritas de todos los tiempos:


¿Quién no ha visto alguna vez la serie Bewitched (Embrujada en España y Hechizada en Hispanoamérica)? Esta serie, emitida originalmente en Estados Unidos entre 1964 y 1972, cuenta la historia de una joven bruja nada convencional que se casa con un humano. Probablemente, esta ficción nos dejó algunos de los momentos más entrañables y divertidos de la televisión... así como el movimiento de nariz más recordado, de la mano de una estilosa bruja a quien dedicamos la entrada de hoy:


Lejos de ser la típica bruja fea, vestida de negro y con verrugas, Samantha Stephens es una elegante ama de casa que no duda en vestir sus mejores galas para cualquier evento que se presente. Descendiendo por la escalera de su casa como si de una pasarela se tratase, la icónica actriz Elizabeth Montgomery dio vida a este personaje durante ocho temporadas, siempre acompañada de un vestuario impecable. Sobre estas líneas, vemos a la protagonista de la ficción televisiva enfundada en varios vestidos de cóctel, desde una clásica propuesta entallada en color blanco hasta otras apuestas más coloridas, con motivos florales y estampado en varios tonos de azul.


¿Y quién dijo que no se pueden realizar las tareas del hogar con estilo? En el armario de esta bruja tan particular no faltaban tampoco algunos básicos que han sobrevivido perfectamente al paso del tiempo. Jerséis de cuello vuelto, blusas con cuadros vichy o partes superiores sin mangas con estampado a topos (polka dot) reclaman su lugar en los estilismos de esta serie. Destacamos también la representativa melena rubia que siempre lucía la protagonista, generalmente peinada a base de ondas y con bastante volumen, tal y como era habitual en la época. Maravilloso era también su luminoso maquillaje, con sombra de ojos a base de kohl para realzar su magnética mirada.


Con el paso de los años y de las temporadas, el estilo de Samantha va madurando cada vez más, convirtiéndose en la perfecta esposa de un publicista de éxito (es una visión machista, las cosas como son, pero esto es típico en los productos audiovisuales del siglo pasado). Añadiendo su faceta de madre a las de bruja y ama de casa, elementos como los vestidos con adornos de influencia oriental o los collares de perlas van ganando terreno... Puede que se hable de la colección de zapatos y bolsos de Carrie Bradshaw, pero Samantha Stephens no se quedaba atrás. Aunque no falta la paleta de tonos básica, su pasión por el color siempre está presente, en especial a lo largo de las últimas temporadas.


¡¡Y es que llegan los años 70!! De la mano de los cambios sociales, la colorista estética retro llega pisando fuerte, suponiendo la aparición de nuevas siluetas y motivos. Así pues, vemos desde vestidos con estampados psicodélicos hasta conjuntos donde las faldas se vuelven cada vez más cortas. Samantha siempre fue una mujer bastante independiente, desde el punto de vista de la época, pero esto se observa especialmente bien al entrar en escena sus hijos Tabitha y Adam. No era común que una mujer fuese la protagonista absoluta de una serie, pero esta bruja aterrizó con fuerza y conquistó el corazón de varias generaciones.


Eso sí, el reparto de personajes secundarios, en especial los femeninos, también fue responsable del arrollador éxito de la ficción. Por parte de la familia "brujil", la despistada tía Clara (Marion Lorne) y la siempre dramática Endora (Agnes Moorehead) hacían las delicias de los telespectadores ávidos de sonrisas. No se quedaban atrás los personajes humanos, pues la entrometida suegra Phyllis Stephens (Mabel Albertson) y la neurótica vecina Gladys Kravitz (Alice Pearce) también nos robaban más de una carcajada. Si es que ya no se hacen comedias como esta...


Después de esto, solamente me queda desearos una feliz semana. Y recordad, si tenéis algún problema y no sabéis cómo solucionarlo... ¡pedidle a Samantha que mueva su naricita y os aporte ese toque de magia que todos necesitamos! Nos leemos,

O.

22 comentarios:

  1. Me encantaba esta serie!! Recuerdo que la echaban en Punt2, aunque creo que no llegaron a emitirla entera... jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenos días, Carmen! Aquí en la Comunidad Valenciana lo emitían en Punt2, aunque la verdad es que el doblaje era bastante malo... Si tienes ocasión, te recomiendo verla en versión original. ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. Me encantaba la serie, no me perdí ni un capitulo, lástima que aquí no se emitió completa pero era divertidísima con un guión muy bien planteado para la época. Un abrazo
    El blog de Sunika

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Asunción! Aquí tampoco la terminaron de emitir, por eso me he animado a verla en versión original... Ya te contaré qué tal jejeje ¡Un beso!

      Eliminar
  3. Yo nunca he llegado a ver esta serie, pero por lo que cuentas tiene pinta de ser super divertida. Algo que me parece súper interesante es ver como avanzan las cosas a lo largo del tiempo, en este caso de la moda, sobretodo con la llegada de los 70 como bien comentas. Me ha parecido una entrada súper interesante y ahora me ha entrado el gusanillo de ver la serie, quien sabe si me animo? jajaja
    Un saludo
    http://lulamiblog.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Pues la verdad es que te la recomiendo muchísimo, sigue el modelo de sitcom con el cual te ríes mucho... aunque no pasen grandes cosas. Por otra parte, si ves la serie entera a lo largo de bastante tiempo el cambio en la moda se recoge de un modo muy natural, está muy bien hecha. ¡Saludos!

      Eliminar
  4. No he visto la serie pero la verdad es que es una mujer con estilo. Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado, es uno de los personajes más elegantes de esas décadas. ¡Un abrazo y feliz semana!

      Eliminar
  5. Hola: me encanta esta serie y los estilismos que lucía Samantha. Aún con el paso del tiempo todos sus looks están de plena actualidad. Ojalá que fuera tan fácil mover la nariz y hacer magia... Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! La verdad es que se trata de una serie que ha envejecido muy bien con el paso de los años, salvo quizás sus efectos especiales... De todos modos, solamente por los vestidos merece la pena verla jejeje ¡Un saludo!

      Eliminar
  6. Espero que no haya sido nada gordo lo de tu "ausencia". Que sepas que me encanta esta sección y por supuesto era muy fan de Embrujada-Hechizada. Siempre me pareció una bruja tan ideal y sofisticada...

    Además que como bien indicas, su look de belleza y peinado siempre iba acorde a sus diversos pero acertados vestuarios.

    Un besazo y buena semana! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, que no ha sido nada grave... es más agobio generalizado jajaja Me alegra ver que hay bastante lectoras que seguían la serie, Samantha es un personaje que nunca pasa de moda. ¡Besos y feliz semana!

      Eliminar
  7. ¡Hola Óscar! ^^

    Me ha gustado mucho tu entrada, he de decirte, que los modelos que más me han gustado, son los de la primera foto, más sofisticados y elegantes, el pelo me gusta mucho también como se lo han modelado. Ha sido una lectura muy agradable. Gracias por ésta entrada :)

    ¡Un beso! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas tardes, Natalia! Me alegro de que te haya gustado la entrada, de ahora en adelante intentaremos publicar más allá de la alfombra roja (siempre que tengamos tiempo jajaj). ¡Un abrazo y feliz semana!

      Eliminar
  8. Tengo visto algunos capitulos pero no la serie entera,los estilismos que lleva me parecen preciosos,un beso y bienvenido ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre recomiendo esta serie, me parece una comedia deliciosa... y sus looks son un valor añadido jeje ¡Un abrazo!

      Eliminar
  9. Me encantaba esta serie! Siempre quise aprender a mover la nariz como ella, pero nada, no hubo manera. La verdad es que la ropa era ideal, los modelitos de la madre merecerían una entrada propia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Araceli, si es que no aprendemos... ¡yo sigo intentando mover la nariz como ella pero no hay manera! Estoy de acuerdo en que los estilismos de Endora merecen su entrada, pero me está costando encontrar fotos adecuadas. ¡A ver si al final lo consigo!

      Eliminar
  10. Me encanta esta serie. Y sus looks son totales. Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy muy fan, y desde luego el vestuario es un valor añadido. ¡Besos y feliz semana!

      Eliminar
  11. Yo esta serie no la vi pero me encanta el estilo que llevaba!
    Ayy y en la entrada de mi outfit con la camisa de flamencos precisamente mi idea era combinarla con la falda verde menta, qué casualidad! Al final me puse los vaqueros porque hacía fresquete y sigo con restos de resfriado, estoy deseando que haga buen tiempo para volver a mis faldas ^^
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que vi la falda y la camisa y enseguida pensé que estaban hechas la una para la otra... sin duda, serán una pareja muy bien avenida!! Respecto a la serie me alegro de que te guste, puede que le dediquemos más posts en un futuro no muy lejano jejeje ¡Un beso! ;)

      Eliminar