sábado, 8 de abril de 2017

Duelo bicolor con Charlize Theron y Diane Kruger


¡Buenos días! Tras algunos días de ausencia volvemos a la carga, y lo hacemos con un duelo de estilo protagonizado por dos de las actrices más elegantes del panorama internacional. Vestidas en blanco y negro, estas son las contendientes:


Charlize Theron se halla promocionando la película Fast & Furious 8, dejándonos por el momento tres looks. A su paso por Berlín, la sudafricana se decantó por un diseño en blanco nuclear de la línea Alta Costura de Dior, cuya complicada silueta evasé con falda por debajo de la rodilla solamente podía defender alguien con su altura. Ya en París, la actriz se enfundó en otro conjunto de la maison francesa, propuesta que nos gusta por su desenfado. No obstante, yo me quedo con el outfit de Gucci que lució en Madrid, una combinación de falda plisada con doble abotonadura y romántica blusa con volantes y lazada que resulta una jugada ganadora.


Por su parte, Diane Kruger nos ha dejado dos propuestas en los últimos días. Para asistir a la velada inaugural del Festival de Cine Francés en Roma, la alemana apostaba por un vestido de Paule Ka en blanco nuclear con escote estructurado y bajo asimétrico, acertadamente accesorizado con unas sandalias metalizadas. Horas después, la veíamos en una gala benéfica, luciendo un conjunto de Roberto Cavalli en riguroso negro. Si bien detalles como el cinturón en terciopelo, la caída palazzo de los pantalones o la parte superior de inspiración bustier son tremendamente sofisticados, he de decir que no me parece un diseño hecho para Diane.

¿Qué os parecen estas propuestas? ¿Quién vence este duelo de estilo? Por la sobria elegancia de sus looks, yo me apunto al #TeamCharlize. Disfrutad del fin de semana,

O.

lunes, 3 de abril de 2017

La definición de elegancia, por Nicole Kidman


¡Buenas noches! Como sabéis, no es habitual que publique a estas horas de la noche... Pero esta semana tendréis que disculparme de nuevo algunos días de ausencia, por motivos académicos (con viaje exprés a Madrid incluido). No obstante, no podía irme sin comentar esto:


Nicole Kidman nunca ha sido santa de mi devoción, pues suele resultarme fría tanto dentro como fuera de la pantalla. Sin embargo, enamorado de ella por su interpretación en Big Little Lies, he de reconocer que le estoy cogiendo la copla a la australiana. Cual soplo de elegancia, la actriz posaba hace unas horas en la alfombra roja de unos premios de música country... Os podéis imaginar que ella y su Alexander McQueen han sido (con mucho) lo mejor. Adoro los preciosos motivos vegetales y animales encuadrados en un sinuoso entramado de marcos polilobulados, así como sus espectaculares pendientes de brillantes y esmeraldas. Un maquillaje lleno de luz y una desenfadada coleta completaban este look de ninfa moderna. 


Aprovechamos además para rescatar un estilismo que lució hace algunos días en un evento promocional, mostrándonos en esta ocasión su lado más femme fatale. Adaptándose al dress code del evento, Nicole se decantó por una propuesta en largo por debajo de la rodilla perteneciente a la colección Fall 2017 de Marchesa, un diseño en terciopelo negro que resulta delicioso gracias a su escote con hombros caídos y originales detalles en plumas. La austeridad de los complementos y la naturalidad de su look de belleza son, de nuevo, la mejor arma de la intérprete australiana.

¿Qué os parecen los últimos estilismos de Nicole Kidman? Personalmente, he de reconocer que el primero me ha dejado simplemente con la boca abierta... Y creo que me acordaré de ello durante mucho tiempo. Un saludo,

O.

domingo, 2 de abril de 2017

Estilismos de series: Apariencias y mentiras de unas madres en pie de guerra ("Big Little Lies")


¡Buenos días! En primer lugar, me gustaría disculparme por mi ausencia, pero ya se sabe que las obligaciones son lo primero... Por otra parte, los estilismos de alfombra roja destacan por su ausencia en estos días, así que hoy me dedico a recomendaros una espléndida miniserie de 7 capítulos cuyo desenlace se emitirá esta misma noche:


Big Little Lies (HBO) es la adaptación en 7 episodios de la novela homónima de Liane Moriarty, una obra literaria de suspense con tintes de comedia negra que recoge la (aparentemente) perfecta vida de 3 madres de perfiles muy diferentes en la elitista ciudad de Monterey (California). Tocando temas como la violencia de género, la infidelidad, el acoso escolar o las luchas de poder entre las madres de un mismo colegio, este producto audiovisual está dirigido por el cineasta Jean-Marc Vallée, contando además con un espléndido reparto actoral que nada tiene que envidiar a los mejores elencos que hayamos podido ver estos últimos meses en la gran pantalla.


Reese Witherspoon encabeza este elenco de escaparate en el papel de Madeline Martha Mackenzie, ama de casa con un empleo a tiempo parcial en el teatro local y metomentodo profesional. El departamento de vestuario (dirigido por Alix Friedberg) escogió para ella un armario rico en prendas con estampados florales, destacando los vestidos con sendas chaquetas a juego. No faltan tampoco los blazers, los jeans o las botas altas en sus estilismos más profesionales. Sin duda, Madeline aporta algunos de los momentos más divertidos de la miniserie, aunque su terquedad y su compromiso con las causas perdidas la situarán constantemente en el campo de batalla...


Pero, sin duda, el mayor regalo viene de la mano de Nicole Kidman, impagable en su interpretación de Celeste Wright. El papel que supone mi reconciliación con la actriz australiana es el de una mujer de vida supuestamente perfecta: Celeste es una exitosa abogada que dejó de ejercer al casarse con un hombre más joven, madre de dos gemelos rubios a más no poder, con una familia y una casa dignas de revista de decoración. Pero tras esa mujer enfundada en elegantes vestidos en tonos neutros y cómodas a la par que sencillas prendas de diario se esconde una persona insegura que sufre a causa de un marido posesivo y agresivo que no es tan perfecto como parece.


Completa el trío de protagonistas Shailene Woodley en el papel de una humilde madre soltera cuyo hijo fue fruto de una violación, dispuesta a enfrentarse a los fantasmas del pasado. No obstante, hay varios papeles secundarios femeninos mucho más interesantes, como el de la exitosa ejecutiva a la par que sobreprotectora madre Renata Klein (Laura Dern), el de la terapeuta que intentará ayudar a Celeste a solucionar sus problemas de pareja (Robin Weigert) o el de la bohemia Bonnie (Zoe Kravitz), esposa del exmarido de Madeline que tendrá que vérselas con ella en más de una ocasión.


Como ya se ha visto, esta miniserie cuenta con un claro predominio de los personajes femeninos, en relación directa con el tipo de problemáticas que trata (aunque es muy recomendable para cualquier tipo de público), por lo que no destacan demasiado los personajes masculinos. Sin duda el más denso e interesante es el de Alexander Skarsgard, pues el actor natural de Suecia da vida al volátil marido de Celeste. También resultan relevantes Ed (Adam Scott), el actual marido de Madeline, y Nathan (James Tupper), exmarido de Madeline casado ahora con Bonnie, quienes no gozan precisamente de una buena relación entre ellos...

Y ahora es cuando os suelto la bomba: la miniserie comienza con un asesinato perpetrado en una fiesta de los padres de la escuela, pero no sabremos quién ha muerto ni quién es su verdugo hasta el último episodio... ¿Os animáis a dedicarle un ratito a esta historia? ¿Qué os ha parecido el post? Un saludo,

O.

domingo, 26 de marzo de 2017

Nos despedimos del Festival de Málaga 2017


¡Buenos días! Si os soy sincero, creo que el Festival de Málaga 2017 no nos ha dejado este año la cantidad y la calidad de los looks a los que nos acostumbró en anteriores ediciones... No obstante, tras la ceremonia de clausura de anoche, queremos despedirnos de él con algunas propuestas destacables de las últimas jornadas:


Ayer mismo se celebraba la ceremonia de clausura del certamen, un evento que (como toda la edición en general) estuvo marcado por looks sencillamente correctos. Menos mal que la siempre irreverente Macarena Gómez apareció para animar la alfombra roja, luciendo un vestido de colorista estampado floral firmado por Teresa Helbig. Cual Sarah Jessica Parker a la española, la granadina movió el vestido al viento y nos regaló las poses más dramáticas posibles, mostrándonos el vuelo de la falda y el escote de la espalda en todo su esplendor. En su línea, los peep toes en rosa son tremendamente exagerados... Y creo que, por esa exageración, el estilismo me gusta tanto.


Otras dos actrices muy presentes en esta edición del festival (y, literalmente, sus "salvadoras") completan nuestro top 3 de la ceremonia de clausura con más moda a todo color. Natalia de Molina se enfundaba en un diseño a base de encaje en azules y bandas de paillettes en negro firmado por Roberto Diz, cuyo pronunciado escote y silueta sirena la convierten en la más sexy de la noche. Por su parte, Silvia Alonso volvía a apostar por los estampados de un arriesgado ball gown que combina distintos prints geométricos en la caída de la falda y en la zona del busto. Mención especial para el toque en azul eléctrico de su sombra de ojos, ideal.


La penúltima alfombra roja del certamen se vistió de color rosa para recibir al equipo de Pieles, encabezado por la maravillosa pareja de amigos que forman su director Eduardo Casanova y la actriz Ana Polvorosa. Sin duda, ambos se pusieron de acuerdo a la hora de lucir sendas propuestas de The Stoat en color rosa empolvado, decantándose ella por un precioso vestido de sinuosos motivos troquelados con elegante escote entre la espalda. Nuestra otra favorita en esta velada fue la actriz y directora Leticia Dolera, quien asistió como invitada luciendo un sofisticado traje en rosa chicle y negro de Alicia Rueda que resulta juvenil a la par que apropiado.


Sin duda, el color negro ha contado con bastantes adeptas a lo largo del certamen. La versión más convencional la vemos en Aura Garrido, quien se decantó por un vestido de Stella McCartney con elegante caída y encaje en las mangas y los paneles laterales. Preferimos en esta ocasión a la siempre original Belén López, pues su diseño de Dolores Promesas que mezcla el estampado a topos y el floral nos parece todo un soplo de aire fresco. Eso sí, respecto al beauty look, Aura se ve sencillamente radiante, mientras que Belén se echa unos cuantos años encima...


Y hemos dejado para el final un duelo de reinas blancas que tuvo lugar hace un par de jornadas. La andaluza Natalia de Molina pisaba la alfombra roja para regalarnos uno de los mejores estilismos de esta edición, enfundándose en un vestido columna bicolor con depurados plisados y escote Diana de Stella McCartney. Por su parte, Macarena García eligió un diseño en corte fluido con aberturas laterales en el abdomen de Elisabetta Franchi, una propuesta de corte moderno que acompañó con una melena (demasiado) natural y su habitual sonrisa de niña buena.

Lamento no haber podido ofrecer un seguimiento más regular del festival, pero como dicen que nunca es tarde si la dicha es buena... En fin, os dejo aquí mi selección particular y espero vuestra opinión. ¿Quién os ha gustado más? Feliz domingo,

O.

jueves, 23 de marzo de 2017

Duelo de estilo: Elizabeth Banks vs Fan Bingbing


¡Hola! Pese a que el Festival de Málaga reclama nuestra atención (ya tengo algunos que otros looks esperando a ser comentados), hoy dedicamos un post breve a un duelo de estilo entre dos actrices que nunca defraudan sobre la alfombra roja. Y hoy el enfrentamiento se viste de monos en color azul:


Elizabeth Banks pisaba ayer la alfombra roja negra hollywoodiense con motivo de la première de Power Rangers, ofreciendo su enésima lección de estilo. En esta ocasión, la actriz se decantaba por un mono a base de paillettes en un vibrante color azul perteneciente a la colección Alta Costura Spring 2017 del libanés Zuhair Murad. Detalles como el escote en V, las hombreras o la cintura de avispa ceñida por un cinturón en terciopelo negro elevan el estilismo a otro nivel. Espléndido también su beauty look a base de una sombra de ojos en ahumado borgoña y de un recogido asimétrico, cerrando el estilismo con unos complementos en negro. ¿Mi única pega? Esos peep-toes satinados y excesivamente vistosos.


Nuestra segunda contendiente de hoy es la intérprete asiática Fan Bingbing, quien recogía hace un par de días un premio en su China natal por su actuación en I am not Madame Bovary. Confiando de nuevo en su querido Elie Saab, Fan se enfundaba en un mono de un gélido color azul celeste que sorprende por su aparatosa caída, más propia de un vestido, y elementos tan elegantes como su escote tipo barco o su manga larga. La factura del couturier libanés se observa en el preciosismo de los bordados cristalinos que adornan la parte superior, así como en el magistral tratamiento del patronaje. Una melena ladeada, un maquillaje en tonos rosados y unas joyas de brillantes cerraban su outfit.

¿Qué os han parecido ambas propuestas? ¿Quién es vuestra ganadora particular en este duelo? Pese a la elegancia natural de Fan Bingbing, he de reconocer que ha sido Elizabeth Banks quien me ha dejado con la boca abierta. Un saludo,

O.