domingo, 19 de abril de 2015

Festival de Málaga 2015: La alfombra roja de la segunda jornada


Aunque hoy he estado alejado del blog por motivos personales (que la pequeña de casa bailaba con la escuela de danzas populares de mi pueblo), aprovechamos la tarde para ponernos al día con lo último de la alfombra roja nacional.

Pese a que la segunda jornada del Festival de Málaga no estuvo a la altura de la ceremonia inaugural, ni en cantidad ni en calidad, sí hubo algunos estilismos dignos de comentarse en el estreno de La deuda. Y comenzamos con el estilismo más interesante de la velada:


Nathalie Poza figura este año entre los miembros del jurado del certamen, del mismo modo que Manuela Velasco, así que hizo acto de presencia ante la prensa con motivo de la première nocturna que protagonizaba la jornada. En esta ocasión, la actriz mantuvo su habitual apuesta por los diseños poco convencionales de la mano de un original vestido de Amaya Arzuaga, caracterizado por el habitual vanguardismo de la diseñadora. Lejos de ser un vestido negro, la pieza sorprende por el magnífico tratamiento del tejido y la volumetría, creándose una contraposición entre los pesados volúmenes de la falda y las transparencias estratégicamente dispuestas en la parte superior. Pese a que no es un diseño especialmente favorecedor, creo que la actriz tiene ese je ne sais quoi necesario para lograr que funcione.


Mucho nos gustó también la joven actriz Ingrid García-Jonsson, quien volvió a confiar en un diseño de la casa francesa Christian Dior. Como suele suceder con los vestidos más atemporales de la maison, nos encanta la sobria elegancia que desprende el depurado cuerpo del vestido, confeccionado a partir de un espléndido satén de seda. Por otra parte, detalles como el cuello tipo joya o los inesperados bolsillos aportan esos toques de distinción que debe tener todo diseño de Alta Costura. Unos sencillos salones y un look de belleza muy natural eran lo necesario para cerrar el estilismo con buena nota.

Tampoco defraudó Silvia Alonso, decantándose en esta ocasión por un diseño del sevillano Fernando Claro. No podemos decir que estamos ante un vestido revolucionario que nos aporte algo que no hayamos visto antes, pero también es innegable que el diseño cumple a la perfección con su cometido y nos regala un resultado inmejorable. Sin duda, nos encanta el modo en que la silueta estilo lady se ve actualizada por detalles como el original estampado geométrico en blanco y negro o el bajo asimétrico de la falda. Además, la actriz supo elegir unos complementos que, sin pasar desapercibidos, completan a la perfección la imagen de femenina modernidad que nos regala su vestido.


Por su parte, Carolina Bang fue la encargada de firmar el estilismo en color rojo de la jornada, aunque el color de la foto no nos deje apreciar demasiado bien la tonalidad del vestido. Eso sí, aunque el vestido por encima de la rodilla es muy coqueto, lo cierto es que su clutch tipo Lego de la firma Chanel termina por convertirse (casi) en el protagonista del estilismo. Para mí, lo más sorprendente de este look es que Carolina, muy dada a los excesos, siga mostrando esa elegancia contenida que ya nos regaló ayer en la gala inaugural.

Quien no supo ser discreta fue la actriz Úrsula Corberó, con un estilismo que no me ha gustado nada de nada (aunque tampoco es que sea un desastre, más bien es cuestión de gustos...). Ya sabéis que yo no suelo ser demasiado partidario de los vestidos en colores metalizados y cuajados de lentejuelas, así que espero que entendáis el soberano aburrimiento y la sensación de repetición absoluta que me produce este look. Incluso dejando esto de lado, me parece que la actriz no tuvo uno de sus mejores días ni en el peinado ni en el maquillaje.


De juzgado de guardia está siendo el paso de Mariola Fuentes por este Festival de Málaga. Como no sé si empezar a criticarla por la pesadez de sus peep-toes en negro, por las arrugas de su vestido o por su falta de actitud... Pues mejor no digo nada más.

Tampoco nos gustó demasiado la actriz Andrea Duro, quien pisó la alfombra roja enfundada en un minivestido de Lavand. Yo soy el primero en defender la elección de firmas low cost (recuerdo a Olivia Palermo con una chaqueta de Zara en Cannes, a Olivia Wilde de H&M en múltiples eventos... ideales ambas dos), pero creo que este minivestido de inspiración camisera no aporta absolutamente nada. Por destacar algo, me quedo con la luminosidad de su maquillaje.

Desde luego, el nivel de la alfombra roja ha bajado en comparación al de la primera jornada. ¡¡Esperemos que esta noche nos deje estilismos algo mejores!!

O.

8 comentarios:

  1. Me gusta el vestido que luce Nathalie Poza. Creo que es un vestido difícil por sus transparencias y el corte, pero lo sabe llevar con elegancia y discreción, sin caer en excesos.

    www.mybeautrip.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo en que Nathalie ha sido la mejor vestida de esta jornada, porque estoy de acuerdo en que el vestido de Amaya Arzuaga es muy complicado y lo ha sabido lucir. ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho el de Silvia Alonso. Creo que le queda muy bien. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, Silvia estaba muy guapa. ¡Un beso!

      Eliminar
  3. Cool selection:) kiss

    http://denimakeup95.blogspot.it/

    ResponderEliminar
  4. A mi como no podía ser de otra manera el Dior, a Amaya Arzuaga no lo pillo el punto.
    Mariola Fuentes, sin comentarios.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que Ingrid iba muy guapa, aunque tengo la sensación de haber visto este diseño de Dior como cientos de veces. A mí Amaya Arzuaga tampoco suele entusiasmarme, aunque en esta ocasión me sorprendió muy gratamente. Y Mariola... jajajaj ¡nada que decir!

      Un beso

      Eliminar