viernes, 13 de marzo de 2015

Ladies in black: La inauguración de la exposición sobre Alexander McQueen


Un día más, volvemos preparados para contaros las últimas novedades del panorama internacional. Y hoy comenzamos con la inaguración privada de la exposición Alexander McQueen: Savage Beauty que tuvo lugar ayer en Londres.

Mataría por ver esa exposición, aunque este año ya tengo la agenda de viajes en poco llena (París, Mallorca...) así que tendremos que conformarnos con las fotos que aparezcan en su web. De momento, comentamos los 5 looks que más nos gustaron de la noche, protagonizados por un (nada clásico) color negro:


Que en un evento de estas características no hayan invitado a Sarah Jessica Parker, una de las famosas que más y mejor ha lucido los diseños de McQueen, me parece una falta de criterio... Dicho esto, no faltaron otras musas de la casa británica como Naomi Campbell, una modelo muy vinculada a la firma. Pese a no decantarse por un vestido largo, la Diosa de Ébano protagonizó uno de los looks más espectaculares de la noche al apostar por un diseño rescatado de la colección Spring 2007 de la firma. Acostumbrados a verla con diseños insinuantes en largo, este vestido con bajo asimétrico resulta una pieza tremendamente excepcional, gustándonos el contraste entre la teatralidad de la falda y el acabado casi etéreo de la parte superior. Aquellos buenos tiempos en que Lee Alexander estaba al frente de McQueen...


Siendo su marido el magnate a la cabeza de la corporación empresarial a la que pertenece la firma McQueen, era obvio que Salma Hayek figuraba entre las famosas más V.I.P. del evento. Miedo me da verla en las alfombras negras rojas, pero creo que este vestido se convirtió en una apuesta que reflejaba a la perfección el atrevimiento y la sublime elegancia que siempre han desprendido las colecciones de McQueen y que se recoge en esta exposición. En este caso, la actriz recupera el diseño de la colección Fall 2008 y entendemos que lo haya hecho, pues sus pavos reales en dramáticos bordados negros y dorados recogen a la perfección el gusto por la ornitología del malogrado McQueen. No sé si los complementos y el look de belleza son la mejor opción posible, pero con un vestido así todo se perdona.


La propia realeza británica estuvo representada en el evento gracias a la Princesa Beatriz, otra de las habituales en este tipo de galas. Si hay algo que agradecemos a Beatriz es que siempre se decanta por diseñadores británicos en sus apariciones públicas y, junto con Nicholas Oakwell, es innegable que Alexander McQueen es una de sus firmas favoritas. Convirtiendo a la sencillez en la mejor arma entre tanto vestido dramático, creemos que acertó de lleno al escoger este depurado vestido en negro con discreta abertura en la falda e inspiración masculina gracias al escote y la abotonadura tipo tuxedo. Justamente cosas como esta son las que nos gustaría ver en la Reina Letizia, pues es un look tremendamente refrescante sin dejar la elegancia de lado.


Más polémica ha resultado la apuesta de Poppy Delevingne, aunque yo tengo claro que estoy al cien por cien de su parte. Siendo yo una persona muy crítica con las transparencias y el encaje, puede que os sorprenda mi voto de confianza, pero es que creo que el diseño ejemplifica de un modo inmejorable esa "belleza salvaje" que McQueen siempre se empeñó en buscar en sus colecciones... ¿Lo más sorprendente? Que en realidad no es un McQueen y estamos ante un vestido de Osman (algo más low cost). Quizás el efecto culotte sea bastante antiestético, pero las mangas abiertas de tipo asiático nos recuerdan el constante orientalismo presente en las propuestas del británico (pese a que el diseño no sea suyo, pero esto demuestra la influencia de la casa en otras firmas). Por otra parte, el contraste que aporta su maquillaje lleno de luz y su sencillo recogido hacen que este look figure entre mis favoritos de la noche.


Cerramos nuestro repaso con otra de las "Reinas Negras" de esta black carpet (y de todas en general), la celebrity y diseñadora Victoria Beckham. Aunque la mayor parte de asistentes vistieron de McQueen, la ex-Spice pija aprovechó para lucir uno de sus propios diseños a la hora de posar ante los periodistas. Y, como siempre digo, al César lo que es del César: nadie como la propia Victoria para lucir un diseño salido de su taller. No creo que este vestido, cuya falda está basada en las flores en recorte que veíamos en su colección Fall 2015, sea un estilismo más para su colección, pues creo que nos ofrece algo distinto sin salir de su minimalismo habitual. No cambian ni su pose ni su look de belleza... ¡y a ver si algún día los fotógrafos la pillan sonriendo!

¿Qué os han parecido los estilismos? ¿Con quién os quedáis? A mí el riesgo de looks como el de Naomi y Poppy me hacen acordarme de las ganas que tengo de que llegue la Gala MET de este año, día de la moda por excelencia... ¡Que tengáis un buen fin de semana!

O.

6 comentarios:

  1. Poppy y Beckham dan miedo ¡y la Parker sin invitar! Si la firma es mía ruedan cabezas por este fallo garrafal

    ¡Besos mil y feliz y dulce finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la Parker es imperdonable... A ver: a mí Poppy me ha gustado muy mucho, aunque es una valoración totalmente personal. En el caso de la Beckham, creo que gran parte de la culpa de tu impresión la tiene la foto, aunque es cierto que comer un poco más y alegrar la cara tampoco le vendría mal a Victoria jajajaj

      ¡Un beso y buen fin de semana!

      Eliminar
  2. El pelo de Salma espantoso, le hacia la cara redonda del todo, Poppy el culotte le quita todo el glamour, y la Beckham con esa pose siempre tan afectada, no la aguanto.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con lo de Salma y la Beckham estoy totalmente de acuerdo... En el caso de Poppy, aunque el culotte es de lo más antiestético, creo que se lo perdono jajja ¡Un saludo!

      Eliminar
  3. Victoria Beckan da miedito!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que la mujer necesita comer más... ¡Y sonreír un poco también ayudaría! jajajaj
      Un beso

      Eliminar